En la web 1.0 sólo participatban los periodistas. En la 2.0 participaban también los usuarios. Ahora el tercer invitado de la comunicación son los robots.

Vivimos en un mundo «on demand», o sea, que lo que manda no es la razón sino el estómago. Los medios lo saben bien y nos bombardean con basura enlatada en cómodos formatos audiovisuales… La obligación de los comunicadores es deferenciar lo bueno de lo malo y transmitirlo

SÍGUENOS:           

MacLucan-Logo 

CONTACTO: 91 350 77 26