Aunque las ideas de los fundadores de esta escuela alemana basada en la funcionalidad de las cosas, nació hace casi un siglo, dieron en el clavo con el concepto web. Su máxima gira entorno a la simplicidad. Un concpeto básico que hay que aplicar a todos los rincones de un sitio de internet. Sólo cabe decir que los links tienen que parecer links. Hay convenciones que no hay que saltarse a la torera. Es básico. Si todo el mundo ha decidido que los textos azules y subrayados son enlaces, hay que evitarle al usuario el trabajo de identificar qué está viendo en la página.

Cuando nos encontramos con una página difícil de usar y compleja, nuestra mente, de manera inconsciente, relaciona la marca con una experiencia negativa, con lo que al final tendemos a olvidar las marcas con webs poco usables. Por eso, podemos decir que si el SEO es hacer que la gente venga a tu página, la usabilidad es hacer que se queden en la página y encima sean felices.

A Google en vez de gustarle la capitana de las animadoras, porque es la más guapa y a la que todos quieren como amiga, le gusta la página que más enlaces tenga… En fin, cosas de los yankis…

Sin embargo, y aquí llega lo importante, es que a Google lo que realmente le importa es que la gente que te enlaza también sea popular.

El otro día me quedó un post muy televisivo porque en el momento más interesante dije eso de: «Pero bueno, es una larga historia y eso lo contaré en otro post»…

Pues eso, que los cuatro pilares que tienen que funcionar a la perfección en una web, ya sea por su cuenta como los cuatro de manera sincronizada, ya que si un falla, fallan todos

SÍGUENOS:           

MacLucan-Logo 

CONTACTO: 91 350 77 26