Aquí el que no corre, vuela. La publicidad convencional ni gusta ni convence en internet (que de nuevo medio, tiene poco) porque gracias a la web, podemos ignorarla tanto, que podemos estar dos horas con un anuncio de los de toda la vida delante de las narices y ni darnos cuenta. Los creativos se trepanaban los sesos buscando artes ultra llamativos, pero nada, que la gente seguía pasando de ellos. Y es que a los medios de comunicación les pasa como a las personas: cuanto más maduros son, menos tienen que llamar la atención para ser atractivos.

SÍGUENOS:           

MacLucan-Logo 

CONTACTO: 91 350 77 26