Cómo digitalizar el departamento de Comunicación de tu compañía

Cómo digitalizar el departamento de Comunicación de tu compañía

En épocas de crisis, muchas empresas se cuestionan cómo digitalizar el departamento de Comunicación, o bien si tiene sentido mantenerlo. ¿Qué sentido tiene contar con un equipo destinado únicamente al ámbito de las relaciones públicas? ¿Qué valor aporta a la empresa? ¿Es útil para conseguir los objetivos corporativos? ¿Pueden adecuarse sus acciones a los KPI de la compañía? ¿No es un gasto innecesario? ¿Se podría prescindir de él e invertir en otros departamentos más orientados a captar negocio o a retenerlo?

A pesar de lo que quizá piensas, te aseguramos que estos departamentos siguen siendo de gran valor dentro del mundo corporativo. Es más, su papel es cada día más importante, en un escenario donde la política de comunicación tiene un gran peso como herramienta diferenciadora y como desencadenante del éxito o fracaso de una empresa.

Vemos cómo estas áreas siguen siendo las responsables de trasladar los mensajes que la empresa quiere transmitir a la sociedad. Pero además y más importante, es que se puede alinear todas las acciones de PR con la estrategia de captación de negocio y rentención de clientes.

Inbound PR: una estrategia de captación de negocio

Es decir, si las soluciones de tu compañía se hacen visibles para  el gran público desde los medios de comunicación y si, al mismo tiempo, conviertes a tu web corporativa en un medio de comunicación fiable al que tus clientes y potenciales clientes acuden para obtener información de valor, tu estrategia de PR formará parte de una estrategia de Inbound PR que hará que tu equipo de Comunicación deje de ser un gasto, para convertirse en un generador de negocio. 

De igual forma, hacen llegar a los empleados los objetivos por los que hay que trabajar de manera conjunta y fomentan la cohesión y el sentimiento de pertenencia.

Además, el departamento de PR y los profesionales de la comunicación son los aliados perfectos para transformar la información en contenidos de inbound marketing que puedan publicarse en los medios propios de la empresa para captar leads.

Colaboración interdepartamental

Los departamentos de comunicación y de marketing están condenados a entenderse y a colaborar por el bien de la estrategia empresarial. Deben alinear sus criterios de toma de decisiones, para enfocarlos a objetivos comunes.

Cada día más, veremos como generarán contenidos que sean de verdadero valor para los usuarios.

Por todo ello, el futuro del departamento de comunicación está asegurado. No nos cabe ninguna duda de que, no solamente seguirán presentes en el entorno empresarial, sino que acapararán un mayor protagonismo.

Qué hacer con el departamento de comunicación

Si aún dudas acerca del futuro de estos departamentos, aquí tienes algunas claves que van a garantizar su supervivencia:

– Integración de los avances tecnológicos dentro de sus estrategias. Tienen que hacer uso de lo todo lo que la evolución tecnológica tiene que ofrecer, para diferenciarse del resto y aportar valor añadido.

– Vivimos en un mundo hiperconectado, por lo que el equipo de relaciones públicas es clave. Los ciudadanos tienen acceso a una gran cantidad de información y las compañías están más expuestas a la opinión pública. Por ello, es importante gestionar adecuadamente la visibilidad y la comunicación.

– La creatividad se ha vuelto un elemento imprescindible para destacar en un entorno cada vez más saturado de información. Para ofrecer un verdadero valor a tus clientes, tienes que generar contenidos diferenciales, que les hagan sentirse parte de una estrategia completa.

– Se borra la línea divisoria entre información comercial y la información corporativa. La comunicación corporativa dentro de una estrategia global de marketing y comunicación, deja de tener sentido. Pasa a abarcar otros departamentos y funciones dentro de la empresa.

En definitiva, vemos como el departamento de comunicación está destinado a formar parte del equipo de marketing o viceversa. Ya no tiene sentido mantener a los profesionales de ambas áreas separados, cuando se pueden beneficiar unos de otros, remando en la misma dirección, para lograr los mismos objetivos empresariales.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *