Cómo vender más en Redes Sociales - Especial Navidad

Cómo vender más en Redes Sociales - Especial Navidad

En este post te ayudaremos a vender más en Redes Sociales, especialmente en esta época del año. Y es que cuando empieza el mes de diciembre, el Black Friday y el Cyber Monday ya pasan a la historia.

Lo cierto es que la CyberWeek de 2019 ha sido una campaña frenética en cuanto a consumo y número de ventas (31.000 millones solo en EE.UU), superando en un 15% a la del año pasado, según apunta Salesforce. Pero aún así, no da tiempo para celebraciones. No hay un solo minuto que perder. 

La campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina, y sigue siendo la más importante del año, ya que en ella se concentra el 20% de ventas de la anualidad para los pequeños comercios, según indican fuentes profesionales del sector. Por ello, todas las empresas deben saber adaptarse a los rasgos generales de esta campaña sin perder su propia identidad. Hay que elaborar una estrategia muy sujeta a fechas específicas, ya que no da pie a atrasos promocionales. 

Anticiparse correctamente es clave para tener bien preparadas las diferentes acciones corporativas. Subirse a esta ola puede llegar a cambiar por completo el resultado económico de todo un año, por lo que aprovecharse de dicha cresta resulta clave para la entidad. Y es que más de la mitad de los consumidores está predispuesto a comprar en estas fechas, según afirma Deloitte.

El espectro de posibilidades para hacer negocio en este tipo de campañas es amplísimo, sobretodo para vender más en redes sociales. Algunas de ellas son especialmente efectivas si se hacen bien, siguiendo los consejos que se aportarán a continuación. Como es lógico, no todas las marcas son iguales, por lo que ni todas las acciones son compatibles con todos los actores, ni resultan tan efectivas en determinados casos. Cada empresa deberá valorar qué acción se ajusta más a su perfil.

Temas de moda

Hay que generar contenidos atractivos que se acerquen al público objetivo y den sentido al producto, que debe ir muy ligado a esta época del año, para que los usuarios interactúen y lo compartan con personas que pueden acabar siendo potenciales clientes. 

Hay que saber canalizar cada mensaje, y para ello conviene analizar previamente cuál es el público objetivo de la marca y cómo se comporta. La realidad es que las mujeres y los hombres no se comportan de un modo idéntico a la hora de consumir, por lo que habrá que diseñar diferentes estrategias para cada target. 

Lo mismo ocurre con el rango de edad: es obvio que no se usará el mismo cebo para un perfil junior que para otro más senior. También hay que tener en cuenta que este tipo de acciones siempre sirven también como recordatorio de productos a nivel general.

En este sentido, la mejor estrategia es crear un buyer persona, es decir, un perfil completo que represente el arquetipo de cliente ideal para una determinada empresa. En él debe incluirse información básica como su ubicación en el mapa, su ocupación o su edad, así como datos más complejos, como sus aspiraciones profesionales o sus preferencias de compra.

Role-play en el perfil público 

Para vender más en redes sociales esta técnica es muy efectiva. Si se da el caso de que se conoce bien al público objetivo y existe cierta autoridad en redes sociales, una marca -o uno mismo- puede aprovechar para contar novedades y las promociones que tenga preparadas para las fechas navideñas directamente desde los stories de Instagram, invitando a los seguidores a que escriban por privado si quieren recibir más detalles. 

Si se publica algo en relación a la escasez, el poco stock, o a las inscripciones con límite, existe la opción de ofrecer links directos para las compras. Aunque entonces se necesitaría un equipo que colabore para aprovechar el tráfico web y la ocasión especial, para incrementar así las ventas.

Ofertas de temporada

Las promociones específicas permiten incentivar la venta de los productos y servicios y hacer que los diferentes suscriptores compren de forma mucho más rápida. Por ejemplo, se podría elaborar un calendario de adviento con productos y servicios de forma que cada día se proporcione un descuento diferente sobre un producto en cuestión.

Por ejemplo, una idea es paquetizar algunos productos y servicios y venderlos de una forma más económica para el cliente, para que así exista más margen. La clave está en poner a la venta un producto estrella junto a otro que se venda menos y que cuesta más que salga a flote. De esta modo se le ofrece una ventaja al consumidor ofreciendo un complemento para el producto y, por otro lado, se le da salida a algún tipo de stock que se estaba quedando obsoleto o se quiera eliminar del catálogo.

El boom de los sorteos y los concursos

Esta es la gallina de los huevos de oro para vender más en redes sociales. Una vez que se ha diseñado el concurso y se ha informado de los ganadores, se le puede ofrecer a todos los participantes un código de descuento temporal en el producto o servicio que se sorteaba. Hay que tener presente que si las personas han participado en el sorteo es porque están interesados en el producto, para ellos o para regalar a otra persona, y si no resultan ganadores, pero obtienen un código de descuento o un producto gratis por comprar el del sorteo. es posible que se acaben cerrando bastantes ventas.

La fórmula áurea en Instagram es: sortear un producto, servicio o experiencia; pedir como requisito el follow de la propia cuenta; pedir como requisito el Like en la publicación; y finalmente, también como requisito que los usuarios dejen un comentario y mencionen a dos o tres personas que pueden estar también interesadas en participar.

Esta es la forma más recurrente para realizar un sorteo, pero también se pueden hacer variaciones y realizarlo a través de un hashtag. De la misma manera y con el mismo objetivo del concurso se puede crear un recurso gratuito y captar el lead -el email y otros datos- para descargarlo.

Social Ads en diferentes plataformas

Para que la publicidad sea efectiva y se alcance un margen de ventas amplio, se recomienda contrastar con un profesional que pueda ayudar a optimizar las campañas de la mejor manera. Hacer una campaña en Facebook y en Instagram parece muy sencillo, pero en realidad no lo es. Como primer paso, hay que tener instalado el píxel en la página web, para obtener toda la información necesaria y así también poder hacer retargeting.

Existen muchos tipos de campañas, en función del objetivo, pero de cara a las ventas navideñas, lo primero es ejecutar una buena campaña de tráfico a los productos y servicios, siempre con el radar orientado hacia el público objetivo. La publicidad será un recurso que habrá que emplear sí o sí para llegar más rápido al prospecto.

Después de haber llevado tráfico hacía la web, será la hora del retargeting. El retargeting es un tipo de publicidad que se emplea en Facebook e Instagram Ads y qué se basa en mostrar publicidad a los usuarios en base a los productos de una determinada web anteriormente visitada. Esta forma de hacer publicidad es una de las más efectivas y sin duda en Navidad, ayudará a hacer negocio.

Nuevas vías de marketing 

Las campañas con microinfluencers están triunfando en todos los ámbitos de la publicidad, y hay que aprovechar las semanas antes de Navidad para hacer una campaña potente, donde los propios influencers anuncien que ofrecen un código de descuento para usar en las compras navideñas.

Existen muchas plataformas hoy en día en las que se pueden encontrar influencers relacionados y que se dirijan directamente a un público objetivo. La otra forma de contactar con ellos es a través del contacto directo que proporcionan ellos en su perfil social, ya sea un email o el teléfono de su representante.

Para dar con el microinfluencer más adecuado, conviene olvidarse de los likes y centrarse en el engagement de su perfil social. Últimamente, Instagram está planteándose la importancia de los likes, y hasta ha llegado a hacer pruebas a nivel mundial ocultando el número de “me gusta” de diferentes posts. Aún así, muchas empresas siguen fijándose en el número de likes, pero hay que tener en cuenta que muchos influencers lo saben y por ello, compran cientos y miles de seguidores para aparentar mayor relevancia.  

Otra vía de atraer al público objetivo y convertir a los diferentes compradores en influencers es desarrollar campañas en alguna red social, solicitando que suban una foto con el producto que se hayan comprado usando una etiqueta concreta. Se puede crear un sorteo para ofrecer un regalo o un vale de descuento para la próxima compra entre todas las personas que hayan participado entre unas fechas determinadas. Estas estrategias no tienen gran coste para las marcas, pero consiguen muchísima visibilidad de cara a vender más en redes sociales.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *