Storytelling

Cada vez que abro Linkedin, me encuentro doscientos enlaces en los que se habla sobre la importancia del «storytelling». Cada vez que mantengo una reunión, alguien me dice que «a esta historia hay que meterle un poco de storytelling». Incluso me han llegado a decir que le metiera storytelling a un reportaje… Es una verdadera pena que la gente adopte vocablos en inglés pensando que están inventando la rueda, cuando lo único que hacen es poner de manifiesto su ignorancia. Storytelling no es más que «narrar historias», o lo que es lo mismo, darle un hilo argumental a un hecho, idea o cualquier texto.

Sin ir más lejos, me encuentro con este tweet con un enlace a un vídeo que no está nada mal, pero…:

… ¿realmente tiene algo de innovador la forma de narrar la historia?

Yo diría que no. Yo diría que noe s más que una explicación de algo muy aburrido y largo de explicar en un spot para lo que han creado un copy gracioso acompañado de una infografía divertida para que, en lugar de que tengas que leer, veas el vídeo y  no pierdas la atención.

Es bastante curioso el efecto que tiene decir palabras en inglés a gente que no lo habla que, por miedo a preguntarte «¿qué es eso?», te sigue la corriente haciendo como si supiera de qué estás hablando. Aun así, quiero creer que esta moda del storytelling se le ocurrió a alguna cabeza pensante en una agencia de publicidad que, como no encontraba la forma de vender campañas a sus clientes, empezó a utilizar el susodicho palabro para que sus clientes, en vez de preguntar de qué les estaban hablando, decidieran comprar la idea, por el miedo a no quedar mal por no hablar inglés.

Contar cosas aburridas de forma persuasiva. Nada más

En fin, Storytelling no es nada más y nada menos que contar cosas aburridas de forma interesante… Para ellStorytelling (1)o, solo tienes que ponerte en la piel de tu interlocutor y ofrecerle una información de tal modo que no le aburra y que, al mismo tiempo le llame la atención.  Y eso ya nos lo decían en el cole cuando teníamos que escribir una redacción.

Por tanto, cada vez que te dicen que «le metas storytelling a un informe», lo que te están diciendo es que el informe es un ladrillo y que quien lo ha hecho no tiene la capacidad de contar algo de forma persuasiva ni interesante. Cada vez que alguien te diga que hay que darle un poco de storytelling a una campaña, te estará diciendo que su campaña es mala y que necesita que le des consistencia y la conviertas en algo interesante. Nada más. Todo lo demás es humo que se vende y se compra entre gente que no sabe ni de qué habla ni de qué les están hablando.

Por ridículo que parezca, a los americanos, como ya hablan inglés, no hace falta explciarles de qué va esto del storytelling. Por eso, hay mogollón de canales de YouTube en los que se dedican a desmenuzar informaciones, a priori aburridas, en productos audiovisuales trabajados con unos copies interesantes. Nada más. Ya lo decía mi profe del master, Javier Vacas, «si no interesa, no es interesante«.

Os dejo unos ejemplos de cómo convertir información aburrida en interesante. Muy recomendables los canales:

 

 

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

SÍGUENOS:           

MacLucan-Logo 

CONTACTO: 91 350 77 26