MacLucan

Siete consejos para escribir de forma persuasiva en Internet

escribir a maquinaEn mi día a día tengo que pedir a cualificados profesionales que escriban textos de forma persuasiva. Siempre se trata de expertos que saben muchísimo sobre temáticas muy concretas. En ocasiones, aunque realmente saben más que nadie de lo que escriben, hay  personas que están tan acostumbradas al Power Point, que a veces no consiguen transmitir todo su conocimiento porque les faltan tres o cuatro consejos para que hagan que sus textos sean interesantes y persuasivos. Ya se sabe, el contenido es el rey y si no es interesante, será un fracaso total.No cabe duda, para generar contenido de alta calidad, hay que dedicarle  mucho tiempo y muchas personas no disponen de él.

Los hay más afortunados que cuentan con gabinetes de prensa y expertos en marketing en sus empresas que les ayudan a modificar sus textos y convertirlos en entradas para un  blog o como artículos de opinión en alguna revista especializada.  Sin embargo, hay muchos emprendedores, pequeños empresarios y autónomos que no cuentan con este tipo de ayuda profesional para escribir de forma persuasiva. A todos ellos les dedico estas sugerencias para escribir de forma persuasiva y mejorar sensiblemente la calidad de los contenidos que escriben.

1) Ni profundizar demasiado en los datos…

Cuando se escriben textos excesivamente precisos, en los que se aportan miles de datos muy específicos, se aburre y abruma al lector, con lo que, lejos de demostrar cuánto sabemos, lo que conseguimos es que quien nos lea pase a la página siguiente de su revista o cierre la pestaña de su navegador. De hecho, ser excesivamente preciso es casi tan contraproducente como equivocarse en algún dato importante.

2)… ni olvidarse de comprobarlos

Para evitar errores, lo mejor es que  tú o un amigo, no pinchéis en el botón «publicar» hasta que hayas confirmado en wikipedia o donde sea que  lo que escribes es realmente cierto. Esto es particularmente importante cuando se está escribiendo rápido, aportando datos de memoria. Más vale perder un rato en comprobar un dato que aportar uno erróneo.

Cuando tratas de convencer a tus lectores de algo, las cifras son una forma rápida de dar credibilidad y convencer al lector de que  sabes mejor que nadie de qué estás hablando. Si dispones de informes recientes realizados por tu compañía, utilízalos para ilustrar tu conocimeinto. Pero, ¡ojo! tienen que ser siempre datos actuales. Si, por poner un ejemplo, estás hablando de Social Media y te basas en unas  estadísticas que se obtuvieron en 2009, no te van a servir de mucho.

3) Busca ejemplos que ilustren tus ideas

Cuando se habla de temas intangibles, es necesario apoyarse en ejemplos reales que aporten un poco de luz al interlocutor y piense «joe, qué listo soy, esto lo he pillado al vuelo». De esta manera, aumentas su autoestima y te seguirá leyendo con más atención.  Si estamos hablando de cómo escribir de forma persuasiva, lo mejor será dar algún ejemplo, ¿no? Pues veamos. Si estás escribiendo sobre, por ejemplo, la importancia de tener  aplicaciones de negocio en la nube, porque así el usuario final «eliminará las trabas del mantenimiento de los aplicativos y obtendrá  las ventajas de rentabilidad de tiempo y costes»… ¿no sería mejor decir que tus clientes que usan tus aplicaciones en la nube, se ahorran tener que llamar a los técnicos cada vez que falla el sistema y que no les hace falta comprar licencias de más porque sólo se paga por lo que se consume»?

Imágenes y datos
Las imágenes y los datos hacen que tu texto sea más interesante

4) Apóyate en imágenes

Es un tópico, pero una imagen vale más que mil palabras. ¿Acaso no te acuerdas de lo divertidos que eran los libros de texto que estudiabas cuando tenías seis años y lo aburridos que fueron convirtiendo a medida que pasaban los años y te iban quitando «dibujitos»?

Además, y sobre todo si quieres escribir de forma persuasiva en Internet, las imágenes y gráficos que incluyes ayudan al SEO y mejoran el tráfico de tu web o blog. Ten en cuenta que muchas veces buscas imágenes en Google que te llevan a webs que al final acabas leyendo y nunca lo habrías imaginado. Por otro lado, las redes sociales como Pinterest o Facebook se convierten en una fuente de tráfico muy interesante si tus fotos son originales.

5) Cita a personas más listas o más ricas que tú

Aunque sepas más que nadie, siempre ayuda que cites a alguien que sabe tanto como tú. El dilema del creador de contenidos escritos de forma persuasiva es que muchas veces habla de temas que pocos conocen también como ellos. Por ello y para no parecer alguien «alejado de la realidad del común de los mortales», siempre viene bien citar a algún experto en esa materia u otra similar o algún líder de opinión.

6) Evita la jerga de tu sector y no presumas de tu «spanglish»

Evita los palabros en inglés
Evita los palabros en inglés

Los contenidos escritos de forma persuasiva son fáciles de entender. Sin embargo, las jergas  y los lenguajes propios de tu compañía suelen sonar a chino entre quienes no trabajan todo el día contigo. Sé que es difícil diferenciar si los términos que usas son «palabros» propios de tu sector o no. Pero haz un pequeños esfuerzo antes de escribir algo como voy a «agendar» una reunión, o esta información la tendremos en el  «segundo Q».

Y por su puesto, aunque hables inglés como la familia real británica, no lo demuestres en tus textos. Lejos de demostrar tu conocimiento de la lengua de Shakespeare, lo que haces es dar patadas a tu propia lengua y liar a quienes no la hablan tan bien como tú. Eso no es escribir de forma persuasiva.

Para evitarlo, piensa en la palabra que usaría tu madre para decir cosas que para ti son tan habituales como «headquarters»,  tus «stakeholders» o incluso tu «revenue» o contestar un «survey». Te darás cuenta de que ella siempre dice «sede», «grupo de interés», «ingresos» y «encuesta» (que por cierto es una palabra femenina) y que lo hace con mucha más propiedad y menos pedantería.

7) Utiliza un diccionario o un corrector

Hay pocas cosas que quedan peor en esta vida que las faltas de ortografía y las erratas. Antes de publicar un texto en un blog pásale siempre un corrector. A muchos les da igual que la palabra «más» lleve tilde o no la lleve, pero… ¿Cómo vas a tener credibilidad hablando sobre todo el conocimiento que aprendiste en tu MBA y no sabes distinguir entre un adverbio de cantidad y una conjunción adversativa, si esto segundo lo deberías saber desde que tienes diez años?

Mi último consejo para escribir de forma persuasiva  es, por tanto, pasar el corrector de Word a todo lo que escribes y que cada vez que leas un periódico o un libro lo hagas con atención.

Luis Núñez Canal

Deja un comentario