Luis Núñez Canal

Los teóricos de la comunicación se equivaban tanto que hasta eligieron mal el nombre de lo que eran. Creo que suena complicado, voy a explicarme. Las teorías de la comunicación aplicadas a los medios estaban radicalemente equivocadas desde el principio, pues llamaban comunicación a algo que no lo era. Es evidente que para que se dé el proceso comunicativo tiene que haber, al menos, un emisor y un receptor, pero si no hay forma de saber si el segundo ha recibido o comprendido el mensaje lo que ha habido es una simple transmisión de contenidos. Encima lo llamaban Comunicación de Masas. Nada más alejado de la realidad. En todo caso sería comunicación para las masas, porque los medios soltaban su mensaje a la masa y podían obtener una respuesta de ésta, pero no de los individuos.

Pues bien, ésto es exactamente lo que ha pasado durante toda la historia de los medios de comunicación hasta que apareció la web 2.0. Por mucho que se empeñara en su Diagrama el señor Lasswell (uno de los primeros teoremas de la comunicación moderna) o Maletzke con su Modelo de Comuniación Colectiva, los medios se dedicaban a matar moscas a cañonazos. No sabían si sus mensajes llegaban a sus receptores, por muchos Sofres y EGMS que hubiera y, ni mucho menos, tenían ni idea de la respuesta de sus receptores.

Los teóricos me responderán que sí había respuestas y que se podían medir, pero no es verdad. La comunicaión humana es necesariamente inmediata porque si no, el mensaje y la intencionalidad de éste, se pierden. Antes, un periódico o una web 1.0 emitían un mensaje y luego, basándose en su experiencia, se hacían una idea que la respuesta del otro agente de la comunicación, o bien obtenían una respuesta a través de otro medio que no era desde el que emitían el mensaje original.

Con la web 2.0 los medios ahora saben los comportamientos de sus usuarios y lo que quieren. En definitiva, se puede decir que los medios hemos pasado del discurso al diálogo, es decir: “Los medios 2.0 están orientados al usuario ya promover e  debate y el diálogo continuo con sus lectores, dar entrada a los contenidos que pueda enviar y aprovechar su opinión para desarrollar el propio medio”.

Además, la 2.0 es una actitud, porque la web está orientada al usuario. La misión del nuevo periodista digital es es saber lo que quiere su público y promover el diálogo continuo para saber qué otras cosas quieren, porqué entran en las páginas y en otras no, por qué interactúan y por qué no.

Pero, no caigamos en el mismo error que los eruditos de la comunicación de toda la vida. La interactividad no sólo se basa en que la gente participe en los foros, en los blogs. La comunicación 2.0 se basa en el diálogo fluido y personalizado de la misma manera en que, si comentas en este post, yo te contestaré inmedaitamente y si no lo haces, me estarás diciendo que algo falla en mi discurso. Por otro lado, la comunicación 2.0 permite que el mensaje sí sea de masas, porque se emite a un gran número de personas y permite concer sus respuestas de forma individual.

La interactividad tiene que estar muy enfocada a la accesibilidad. La arquitectura web tiene que ser ultra sencilla y al tiempo facilitar que la gente navegue en las páginas de una forma muy inteligible. No hay mejor ejemplo que la home de Google: es la página más simple del mundo, pero es la más usable de todas y encima, es bonita… Esto demuestra que cuando el contenido está bien colocado en la página, unido, al buen concepto de los contenidos hay participación y respuesta.

En definitiva, el lector ya no es un lector, es un usuario. Antes sólo leía, ahora lee, corrige, reenvía, publica, sindica, recomienda… Ahora sí que participa en la comuniación a la misma altura y al mismo nivel que los medios. La web 2.0 le hace el ‘abrazo del borracho‘ al usuario: una vez que éste ha entrado en el medio, le agarra y no le deja escaparse ni a tiros. Además, se lo pone todo facilísimo para que no quiera irse.

Todo esto ha dado paso a la web 3.0: la web semántica. Aprovechando que el usuario deja un rastro en la red cada vez que se comunica o símplemente cuando navega, hace que las máquinas puedan hacer el trabajo que hasta ahora hacía el periodista para que éste, pueda realmente dialogar con su interlocutor.

En la 1.0 solo participatban los periodistas. E n la 2.0 participaban también los usuarios. Ahora el tercer invitado de la comunicación son los robots.

One Trackback

  1. […] ello, creo que hay que replantearse de qué va esto del Periodismo sobretodo desde la irrupción de la 2.0, Internet se ha convertido en un medio en el que puede escribir cualquiera. Es decir, ahora todo el […]

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

SÍGUENOS:           

MacLucan-Logo 

CONTACTO: 91 350 77 26