El sentido común es el menos común de los sentidos

El hombre suele complicarse la vida por naturalez y le suele parecer siempre muy fácil de conseguir la viga en el ojo ajeno y complicada la espiguita del propio. Como soy periodista, esto de la publi me parece fácil: Sólo hay que aplicar el sentido común.

Y en las estrategias SEM en internet es todavía más fácil, ya que ni si quiera hace falta ser un artista para crear una creatividad impresionante. Reitero, sólo hace falta usar el sentido común. Hay que tener en cuenta que el 85% de los españoles se documentan en internet antes de hacer una compra offline, con lo que hay que ofrecerles toda la información posible para influir en su decisión de compra.

Yo no suelo usarlo mucho, así que mejor dejarlo por escrito, por eso de que el sentido común es el menos común de los sentidos:

  • Si eres principiante en SEM, mejor acéptalo y no te metas en camisas de once varas. Es mejor que la búsqueda sea en buscador y en asociados. Es decir, es mejor no salir en todas las búsquedas y evitar al principio salir en la  publicidad contextual porque te puede cambiar los CTRs o  los ratios de conversión sin que lo entiendas, te mane a la porra una campaña y nunva llegues a entender por qué…
  • A veces es mejor meter cada grupo de términos en campañas diferentes. Si hay grupos que generan más resultados que otros, éstos se pueden comer todo el presupuesto de la campaña. Por eso, si quieres poner un presupuesto igual para todos los grupos, mejor ponlos cada uno en una campaña diferente.
  • Aquí llega el momento en que lo lo sencillo es lo más difícil y contradigo lo que decía al principio del post. Cuidado con los anuncios y los textos que van en ellos. No estamos ni en prensa ni en tele, ni en radio… Hay que ser muy concretos y decir lo que realmente llame la atención a quien esté buscando a tu cliente o a quien buscaba entre un abanico de posibilidades.
  • Poner el nombre de la marca en las palabras clave es mala política: mejor hablar de las ventajas competitivas frente a la competencia, vender los puntos fuertes del anunciante…
  • No poner la marca en las palabras de búsqueda. Se llevará todo el tráfico en un periquete y nos puede arruinar la campaña en cuestión de horas.
  • Una palabra mal elegida o un genérico demasiado genérico nos puede mandar la campaña al traste. Pensar dos veces antes de elegir una palabra, porque quizás sea usada para otras búsquedas que no tienen nada que ver con nuestro anuncio. Por ejemplo, los términos “curso informática” son los que usa gente que busca un cursillo de office, nadie teclea esas palabras si quiere informarse sobre la ingeniería
  • No merece la pena poner la marca de la competencia, porque la gente no te busca a ti, con lo que lo s CTR son muy bajos y además Google ajusta las pujas al cabo de varios días y te puede fastidiar la campaña.
One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *